¿Por qué NO contratar al aparejador más barato?

Necesitas un BUEN aparejador.

Necesitas a alguien capacitado para controlar los trabajos y las empresas que van a construir tu hogar.

Necesitas a alguien que te resuelva todas las dudas que se te plantean y que te solucione los problemas a los que te vas a enfrentar.

Necesitas a alguien que te dé confianza y que te acompañe en un campo que desconoces totalmente.

 

…Y tú decides contratar para esta tarea al Aparejador más económico, porque piensas que ahorrándote mil euros le harás un favor a la economía familiar.

Nada más lejos de la realidad.

Conversación surrealista

Y va el tío y le dice al paisano del concesionario:

– Pues este coche me parece perfecto, si me lo dejas al precio del otro, me lo quedo!

+ ¿Cómo? ¿¡Perdona!? ¿Pero usted quiere este coche o este otro?

– Vamos a ver:
Necesito un coche amplio para meter cómodamente a mis hijos.
Necesito un maletero grande para que quepan mis pertenencias.
Un buen motor me reportará seguridad y fiabilidad, puesto que hago muchos kilómetros.
Su bajo consumo es ideal, que si no, al cabo del mes se me va el sueldo en combustible.
Que tenga wifi y GPS es indispensable, hoy en día.
Con el climatizador estaremos mucho más cómodos mi familia y yo…
Por eso, si me rebajas un 30% y me lo dejas al precio del otro, lo compro.

+ Pero es que son coches completamente distintos, ¡por eso tienen distinto precio!

– ¡Es que NO LO ENTIENDO, de verdad! Si los dos coches ÚNICAMENTE sirven para desplazarse, ¿porque hay tanta diferencia de precio?

 

Pues esto mismo sucede con los aparejadores…

…y con casi todos los servicios y productos.

Los coches únicamente sirven para desplazarse, por lo que debieran costar todos lo mismo.
Los aparejadores son todos iguales, por lo que es mejor que contrates al más barato.

El problema de este teorema es que parte de una hipótesis falsa.

Un teorema es una proposición que partiendo de un supuesto (hipótesis), afirma una verdad (tesis).

Los aparejadores son todos iguales, por lo que es mejor que contrates al más barato Clic para tuitear

 

¿Qué hace un Aparejador?

Aunque la lista de servicios que ofrecemos es casi innumerable, en este artículo me centraré en el Aparejador como Director de Ejecución de Obra (DEO) y Coordinación en materia de Seguridad y Salud (CSS). Es decir, cuando vas a hacer una casa y en el Ayuntamiento te dicen que necesitas contratar a un aparejador.

Resumiendo mucho, DEO se ocupa de:

  • Dirección y control de la construcción, tanto la ejecución de la obra como la calidad de los materiales.
  • Constatación de que los materiales empleados son los prescritos en proyecto y aceptación de los ensayos y pruebas realizados.
  • Comprobación de los replanteos, la correcta ejecución y la disposición de los elementos constructivos e instalaciones, siempre de acuerdo con el proyecto.
  • Resolver las contingencias que se produzcan y anotar las instrucciones en el Libro de Órdenes.

En cuanto a las actividades de CSS, podemos resumirlas en:

  • Coordinar las actividades de la obra para garantizar que los contratistas, los subcontratistas y los trabajadores autónomos apliquen los principios de la acción preventiva
  • Revisar y aprobar el plan de seguridad y salud elaborado por el contratista
  • Adoptar las medidas necesarias para que sólo las personas autorizadas puedan acceder a la obra

 

¿Cómo lo hace?

Pues, básicamente existen 3 pilares fundamentales:

 

El trabajo previo de oficina

Antes de visitar la obra, hay que tenerla estudiada. En la oficina podemos ver los puntos más peculiares del proyecto y en los que debemos poner más atención para anticiparnos a posibles problemas. Debemos tener en mente también los materiales “clave” que van a formar parte de la edificación para preguntarle al constructor por ellos y por cómo dispondrá su colocación en obra, al tener muchos de ellos varias singularidades y características especiales (impermeabilizaciones, sellados, estructuras especiales…).

Por parte del CSS, en la oficina se revisa el Plan de Seguridad y Salud de la empresa constructora y se aprueba, si está correcto. También se recapitula toda la documentación (previamente solicitada a dicha empresa) para cumplir con la Ley de prevención de Riesgos Laborales, y se coteja.

 

Las visitas a obra

Para una dirección, control, supervisión, comprobación y coordinación adecuadas, es IMPRESCINDIBLE visitar la obra. En cada fase, con cada empresa, continuamente, hay que visitar la obra. Habrá en fases que, mínimo, todas las semanas hay que estar ahí, al pié del cañón. En otras puede ser suficiente con visitas cada dos semanas, si la obra no avanza muy rápidamente.

Te puedo decir que a lo largo de la ejecución de una vivienda unifamiliar (entre 15 y 18 meses de construcción) yo tengo una media de 40 visitas a obra.

En las visitas de obra el aparejador observa y toma decisiones.

En las reuniones de obra periódicas con arquitecto, propietarios y empresa constructora, se intercambian opiniones, tanto sobre las cosas que se están haciendo bien como sobre las mejorables.

En las visitas de obra el Aparejador observa y toma decisiones Clic para tuitear

Por parte del CSS se realizan reuniones de Seguridad y Salud con las empresas intervinientes para garantizar los principios de la acción preventiva. En éstas, se firman actas de las decisiones adoptadas.

 

El trabajo post-visitas de obra

Muchas veces, después de las visitas de obra hay alguna duda para comprobar “en frío” sobre el proyecto. También en ocasiones se realizan llamadas para asegurarnos de que tal empresa va a entrar para la próxima semana, o que cierta documentación de Seguridad que aún no llegó a mi mail está “en camino”.

En ocasiones, los propietarios necesitan “Certificados de avance de obra” para que el banco ingrese parte de la hipoteca contratada. Esto también lo realiza el aparejador. Eso sí, asegúrate que está incluido en su presupuesto, no vaya a ser que te claven 100€ cada vez que necesites un certificado.

Aunque lo más engorroso es el control de calidad de los materiales. Sí, asumo que es superimportante que no te den gato por liebre cuando compras un material. Es imprescindible que todo cumpla con la normativa pertinente y con el marcado CE. Ese no es el problema. El problema es que la mayor parte de las constructoras no tienen ni idea del control de calidad. Ni la quieren tener.

Decía una profesora de un curso de Calidad que hice que:

“Nos acordamos del marcado CE cuando en navidades salen en el telediario los juguetes que vienen de China y no lo tienen. Y pensamos que ¡qué cabrones los chinos!. Pero cuando le hablamos de esto a los constructores, se piensan que no va con ellos. El marcado CE es obligatorio para todos los productos que se comercializan en Europa”

Por eso, la mayor parte de las veces que exijo la Declaración de prestaciones de los materiales tengo que explicar qué es eso… que a ellos se lo tiene que pasar el almacén donde compraron los materiales… que lo necesito para darle el visto bueno al material… etc.

En mi caso, mensualmente, también organizo todas las fotos de obra y recojo en una tabla las visitas realizadas y su duración. Es la forma de tener controlados mis tiempos y mis costes. Así puedo presupuestar las siguientes obras sin perder dinero (ni tiempo).

 

Pero, entonces ¿Por qué NO contratar al aparejador más barato?

Después de todo lo que te he explicado en los apartados anteriores, habrás llegado a la conclusión de que llevar una obra al día, como Aparejador, requiere mucho tiempo.

Y aún no te he hablado de la responsabilidad que tenemos (somos de los pocos profesionales que damos garantía de hasta 10 años). Ni de los gastos del Colegio Oficial por cada obra que realizamos. Ni del Seguro de Responsabilidad Civil. Ni desplazamientos…

Si estos gastos son más o menos comunes a todos los aparejadores ¿Por qué hay tanta diferencia de precio?

La lógica dice que si el precio de un servicio por parte de un profesional es la mitad que de otro profesional, o le dedica la mitad del tiempo o, directamente, no está haciendo el mismo trabajo.

 

Conclusiones

Vas a hacer una inversión muy muy grande. Probablemente, será la inversión más importante de tu vida. De vuestra vida. ¿Piensas dejarle la responsabilidad del control de su ejecución al más barato?

Contrata a un aparejador que te haga “tilín”. Contrata a un aparejador que os dé confianza, que os aporte soluciones, que os responda vuestras dudas… pero nunca, nunca, contrates a un Aparejador únicamente por precio.

Contrata a un aparejador que te haga ‘tilín’ Clic para tuitear

 

Artículo escrito por Jose Iglesias

 

NOTA: Este tema dá para mucho, por lo que escribiré otro artículo sobre la misma materia. Posiblemente bajo el título de “Cómo elegir aparejador de entre tantos disponibles”. Si no te lo quieres perder, apúntate a mi lista de suscriptores y, además, podrás descargarte mi “Guía para el ahorro energético en el hogar” de forma totalmente gratuita.


Puedes compartir el artículo en las diferentes redes sociales si crees que tiene el suficiente interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *