Guía definitiva para escoger el tipo de suelo de tu vivienda Parte I: Criterios de elección

438

Uno de los momentos más importantes durante la construcción o reforma de una vivienda es la elección de los materiales. Escoger el tipo de suelo para acondicionar las distintas estancias es una las tareas más complejas.

Si te encuentras en este proceso es probable que te preguntes cosas como ¿qué material será más duradero? o ¿combinará con el estilo que quiero recrear en mi casa? Estas dudas son bastante frecuentes, así que no debes preocuparte, todos los que nos hemos encontrado en esta situación las hemos tenido.

Por eso, te invito a leer esta guía donde Michelle Hernández nos explicará los criterios esenciales que deberás considerar al momento de elegir el tipo de suelo de tu vivienda.

¿Qué aspectos debo considerar en el momento de escoger el suelo para mi vivienda?

Son muchas las preguntas que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de la elección de materiales tan fundamentales en la estructuración de una vivienda, y el suelo no es la excepción. Sabemos que debe ser resistente, duradero y acorde con la decoración que se quiere recrear.

En muchos casos se comete el error de creer que debemos utilizar el mismo tipo de suelo para todo nuestro domicilio. Es evidente que se debe encajar con el diseño y tener armonía con los colores y texturas. No obstante, no es obligatoria la instalación del mismo tipo de suelo en toda la vivienda para mantener el hilo de la decoración.

No todos los espacios de nuestro hogar están destinados para el mismo uso, por lo que es recomendable un tipo de suelo acorde al ambiente y la actividad que se desarrollará en él. Esta particularidad de hacer actividades distintas en cada área hace necesario ajustar el material del suelo para que su duración y funcionamiento sea óptimo.

El #suelo de cada estancia debe ser resistente, duradero y acorde a la decoración que se quiere recrear. Clic para tuitear

Entonces, ¿Cómo sabremos qué material elegir? Yo te recomiendo enfocarte en responder a las siguientes preguntas con tus propios datos, así tu elección será lo más precisa y ajustada a tus necesidades en lo posible:

¿Cuál es mi presupuesto?

En la mayoría de los casos este punto termina siendo la pieza definitiva para formalizar nuestra elección. Puede que el suelo de nuestros sueños no esté al alcance de nuestro presupuesto y resulte frustrante.

Pero no nos desesperemos. Lo primero que debemos hacer antes de iniciar la búsqueda del tipo de suelo que queremos instalar en nuestra vivienda es tener claro nuestro presupuesto. 

Un punto muy importante para considerar en la base de nuestro presupuesto es un fondo extra en caso de inconvenientes. Cabe la posibilidad que durante la instalación se pueda dañar alguna pieza o que al colocar el nuevo suelo varíe la altura y se tenga que modificar alguna puerta. Estos imprevistos, evidentemente, acarrearían gastos extra.

Además, si el modelo de suelo que soñamos no entra en nuestra estimación, siempre podemos optar por diseños similares fabricados con materiales más económicos.

Por ejemplo, si deseas instalar suelo de madera natural en tu casa, pero no lo puedes costear, siempre puedes elegir una opción como el suelo laminado con diseño de madera en donde tendrás un estilo muy similar por casi la mitad del precio.

Otro punto importante a tener en cuenta es que al pasar de los años se puede dañar alguna pieza. Puede que para ese entonces el mismo modelo que adquirimos años atrás esté descatalogado. En ese caso, tendríamos que instalar una pieza distinta que no concuerda con el resto del diseño o se tendría que cambiar todo el suelo. Para evitar ese desajuste, en el momento de comprar el suelo se debe adquirir un 10% más de lo necesario, para prever estos incidentes.

Para calcular el presupuesto te recomiendo que te asesores con un profesional, pero en líneas generales, los elementos que debes tener en cuenta son: 

  • El espacio de tu vivienda.
  • El coste del m2 según el material de suelo que escojas. 
  • La mano de obra. 
  • Gastos en materiales complementarios para la instalación.  
  • La consideración de los gastos extra: modificar puertas, materiales de aislamiento, el 10% más de material extra, etc.

¿Qué tipo de diseño quiero recrear?

Esta pregunta puede resultar muy sencilla y complicada a la vez. Muchas veces nos hacemos en nuestra mente una imagen de lo que queremos, lo visualizamos y todo queda precioso, pero en el momento de llevarlo a la realidad no resulta como esperábamos y puede causarnos mucha desilusión.

En mi opinión, el suelo es un elemento clave para la decoración y al ser algo que no solemos cambiar con frecuencia y que resulta una inversión importante, debemos prestar mucha atención desde el momento en que comenzamos a pensar en reformar o construir nuestro hogar.

Pinterest es una excelente herramienta para encontrar ideas e inspirarse en temas de decoración (Fuente: CharlesDeluvio: SqmT5NIXbe8 / Unsplash.com)

Lo primero que te recomiendo es elegir el tipo de estilo o decoración que más te gusta, ¿te inclinas por un ambiente moderno y glamuroso?, ¿algo rústico y con toques naturales es lo que más se adapta a ti?, ¿o más bien tu estilo tiene que ver con toques elegantes y vintage?, ¿prefieres un estilo clásico y minimalista?

Existen diversas tendencias, y en este punto es totalmente válido usar tu creatividad, las reglas en este aspecto las pones tú.

Pero lo que si te digo es que decidir el estilo de decoración es indispensable. Por eso, te recomiendo que investigues y te inspires con imágenes de tus estilos favoritos. Mi lugar preferido para conseguir inspiración es Pinterest. De cualquier manera, lo que más importa en este caso es tener un referente visual real, para que lo puedas compartir con las personas o profesionales que te apoyen en este proceso y de esa forma tener una guía clara por donde empezar. 

¿De qué tamaño es mi vivienda?

Este es un aspecto muy importante en el momento de decidir qué material de suelo debes utilizar en tu casa. Técnicamente, sin importar los metros cuadrados de tu vivienda, podrías utilizar cualquier tipo de pieza. Es bien conocido que los materiales para suelo se pueden cortar para ajustarse al tamaño necesario según donde se vaya a instalar.

Entonces, ¿por qué debo cuestionar el espacio de mi casa para elegir el tipo de suelo?

La respuesta es simple, tiene que ver un poco más con la ilusión visual y estética que con las técnicas de construcción y durabilidad del material.

Los revestimientos de aspecto liso y en tonalidades claras, recrean amplitud en el espacio, por lo que si tu ambiente es pequeño y no quieres «encogerlo visualmente» deberás escoger un material o diseño con esta característica que te permita lograr mayor amplitud.

En cambio, si cuentas con un espacio muy amplio, eres de gustos minimalistas y no es una opción para ti llenarlo con muebles, te aconsejaría dirigir tu elección a materiales con textura o diseños y tonalidades oscuras.

Los suelos lisos y claros recrean amplitud, mientras que, los suelos oscuros y con textura generan la ilusión de menos espacio (Fuente:InsideWeather: Uxqlfigh6oE / RPnickson: ZXbDeof0nlQ / Unsplash.com)

¿Cuál es el clima de mi ciudad?

Esta pregunta se centra en temas de resistencia y durabilidad. Existen muchos tipos de materiales para el revestimiento del suelo, pero no todos se adecuan a los diversos climas o cambios extremos de temperatura ambiente.

Si vives en el trópico no es algo por lo que debas preocuparte, pero en la mayoría de los países de Europa y específicamente en España que vivimos todas las estaciones del año, elegir un tipo de revestimiento para suelo que no se adapte a las condiciones climáticas puede jugar en nuestra contra. Queremos que la inversión para este material sea óptima y duradera en el tiempo.

¿Zonas internas o externas?

¿La reforma que estás haciendo incluye zonas exteriores? 

Es un tema muy importante a considerar. Los suelos para exteriores, si bien en muchos casos pueden tener diseños parecidos a los de interior, tienden a conformarse por materiales distintos.

El suelo ideal para zonas exteriores debe poder ser muy resistente a los cambios de temperatura, de sencillo mantenimiento y soportar amplias cargas de peso. Tanto si lo necesitas para un balcón, como una terraza, un jardín o cochera, deberás verificar que reúna todas las condiciones mencionadas.

Para estos casos deberías guiarte por las normas AC/IC que te garantizarán el grado de resistencia del suelo ante desgaste e impactos, según lo requieras.

Los requerimientos del suelo exterior no son los mismos que los del suelo interior (Fuentes: BernardHermant:uQNmPscyWg0 – Element5Digital:2cwqJgtQ3D0 / Unsplash.com)

¿Debo aislar el suelo de mi vivienda?

Incluir el aislamiento en el suelo es algo que se hace cada vez más esencial. Si bien hace un par de décadas no parecía necesario, hoy en día nos damos cuenta de los beneficios que representa y los inconvenientes que nos podremos ahorrar en el futuro.

Los tipos de aislamiento para suelo que existen son:

  • Aislamiento térmico: El aislamiento térmico se emplea para que el tacto con el suelo sea más placentero durante las bajas temperaturas. A lo largo del invierno comenzamos a utilizar la calefacción y las partes del cuerpo más cercanas al nivel del suelo son las más complicados de calentar
El aire caliente tiende a subir hasta el techo y el remanente de aire frío se queda más cercano al suelo, por lo que contar con aislamiento térmico en nuestro suelo nos brindará más confort durante los meses fríos. Clic para tuitear
  • Aislamiento acústico: El aislamiento acústico, por su parte, ayudará a disminuir significativamente el ruido del impacto de los objetos que caen en el suelo, el sonido que se produce al caminar o, si vives en un bloque, a neutralizar los ruidos y voces de los vecinos de pisos contiguos.

Otra ventaja que tiene este tipo de aislamientos es que evitarás filtraciones y humedad en el suelo.

Eso sí, a pesar de contar con muchas bondades, el incluir aislamiento a la reforma de tu suelo elevará los costos de tu presupuesto, por lo que se hace necesario tomarlo en consideración. 

Lo que sí te recuerdo, es que se trata de una inversión a largo plazo. Piénsatelo muy bien, porque te puede generar una comodidad duradera en el tiempo o representar un gran impacto en el presupuesto a corto plazo. Todo dependerá de cuáles son tus necesidades y qué es lo más conveniente según tu caso.

Tipo de suelo adecuado según los criterios de elección

A continuación, podrás observar una tabla explicativa con el tipo de material de suelo y cómo se adecúa a los criterios que te he mencionado antes, para que puedas hacer más sencillo tu proceso de elección.

Resumen

Como habrás notado, son diversas las opciones que existen con relación a los materiales para renovar el suelo de tu vivienda. Recuerda siempre tener en cuenta las necesidades particulares de tu residencia, como son el tamaño y el clima de donde se encuentra localizada. Además, no olvides determinar tu presupuesto para tener controlada la inversión y escoger el estilo que deseas recrear.

Sea como sea, espero que esta guía te haya resultado de gran ayuda para orientar tu decisión. Recuerda que en la 2ª parte de esta Guía hablaremos sobre los materiales. Pero eso será en el próximo Post.

Después de todo lo que aprendiste, ¿Cuál es la parte del proceso de elección del suelo de tu vivienda que crees que disfrutarás más? Mi parte favorita, sin duda, es escoger el diseño y luego mirar el resultado.

¿La tuya cuál es? Cuéntame en los comentarios qué es lo que te resulta más divertido en esta travesía de reforma y renovación.

Artículo escrito por Michelle Hernández


Este brillante artículo ha sido un Post de invitada escrito en su totalidad por Michelle Hernández, miembro experto del equipo de Materialesdefabrica.com y Habitium.com.

Si te ha gustado, en la segunda parte te ayudaremos a elegir los materiales del suelo de tu vivienda.

Si te gusta el contenido que publico, te recomiendo que te suscribas clicando aquí. Además, con la suscripción, te regalo mi «Guía para el ahorro energético en el hogar» y mi «Guía para autopromotores noveles» de forma totalmente gratuita.

Te podrás dar de baja en cualquier momento. No temas, odio el SPAM tanto como tú.

Otros artículos que te podrían interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.