5 Sugerencias para elegir a la mejor empresa constructora

En ocasiones, algunos clientes me piden que les recomiende alguna empresa constructora para su obra.

Podría recomendarles empresas económicas. O podría recomendarles empresas que trabajen bien. También podría recomendarles empresas que cumplan con las medidas de seguridad y salud… bla, bla, bla.

Esto lo puede hacer cualquier persona que se haya hecho una casa. Pero yo soy Aparejador. Mi visión debe ir más allá. Mi obligación es dar visibilidad a lo “invisible” de lo que sucede en una obra.

Por estos motivos yo prefiero recomendar empresas que realizan esas cosas que los técnicos sabemos y que los propietarios no sufren de un modo directo, pero sí indirecto. Y mucho.

Ya sea una empresa de albañilería, de instalaciones, de carpintería exterior… existen ciertas cosas que les exijo a todas para poder estar en mi lista de empresas Top!

 

1.- Seguridad y Salud

Antes de entrar a trabajar en una obra, toda empresa o trabajador autónomo debe comunicárselo al Coordinador en materia de Seguridad y Salud (CSS, que casi siempre es el Aparejador). Los CSS velamos por la seguridad en la obra y exigimos que las empresas también lo hagan.

Entre otras cosas, antes de entrar en la obra, requerimos una documentación a las empresas que por ley nos deben aportar.

La primera de todas es el Plan de Seguridad y Salud (PSS). Este documento recoge todos los peligros que habrá en la obra y la forma en que los trabajadores los evitarán/minimizarán. Esto es obligatorio desde un Real Decreto de 1997 para TODAS las empresas contratistas.

SIN EMBARGO, muchas empresas siguen diciendo que no les afecta. O que es solo para estructura y albañilería. O que solo van a estar 3 días en la obra. O que… (“inserte aquí su excusa”).

Es difícil que los trabajadores de una empresa cumplan las normas de seguridad en una obra cuando ni siquiera la empresa es capaz de facilitar la documentación que la Ley le exige.

Hace 20 años que el PSS es obligatorio para todos los contratistas, y muchos aún no se han enteradoHaz click para twittear

Una EMPRESA TOP! es la que me avisa de que en un par de semanas tiene previsto entrar en obra. Pero antes, me pide los datos necesarios para preparar el PSS. También me pide que le pase el listado de la documentación que necesito, que seguro que es la que le piden en todas las obras y que ya la tiene preparada y actualizada en su carpeta digital, lista para compartir.


 

2.- Tener toda la documentación en la obra

Os lo juro. Hay empresas que trabajan sin “chuleta”. A veces me preguntan cosas durante mis visitas, les pido el proyecto y no tienen ni idea de donde está.

Sé que hay Proyectos que no hay ni por dónde cogerlos, yo también los sufro. Sin embargo, un buen proyecto tiene detalles constructivos bien definidos y especificados. Si ese detalle no existe en el proyecto, o no lo entiendes bien, yo te lo explico. Es mi labor. Pero si existe, te lo explico mejor sobre el plano de detalle que pintando encima de un palet de ladrillo.

Me encanta que me pregunten. Me encanta resolver dudas. Me siento cómodo y satisfecho conmigo mismo. Cuentan las malas lenguas que incluso tengo un blog. Y un Video Blog. Pero no me preguntes si las ventanas van a ser de aluminio verde con apertura corredera si en la memoria de carpintería dice claramente que deben ser de PVC gris con apertura oscilo-batiente.

Otra cosa es que me pregunten para asegurarse de que los clientes no han cambiado de idea. Eso lo veo muy bien. Yo mismo lo hago. Siempre le pregunto a los trabajadores si han estado los clientes por la obra decidiendo materiales, y si sigue todo según lo previsto o han decidido cambiar algo (sea tarima por baldosa o ducha por bañera…). Es la forma de estar “actualizado”.

El anteriormente mencionado PSS también debe estar en la obra. Y si un electricista no sabe si debe o no ponerse el casco, puede echarle un vistazo. En el apartado de Instalaciones: Electricidad, su empresa ya ha expuesto una serie de riesgos y cómo evitarlos/minimizarlos.

El casco, por ejemplo, minimiza el daño en caso de impacto de un objeto en la cabeza de un operario.


Una EMPRESA TOP! tiene toda la documentación necesaria en la caseta de obra. Y la consulta las veces que haga falta.


 

3.- Programación de los trabajos

Tengo activa una obra en la que han desmontado los andamios después de haber ejecutado la cubierta. Esto estaría bien, de no ser porque aún no han rematado los voladizos.

Vamos a ver. Apelemos al sentido común. Si se van a montar andamios, ¿no se deberían planificar todos los trabajos que hay que realizar para los que se necesitan andamios?

Después dirán eso de “yo en esta obra pierdo pasta”. Normal. Porque no te has parado a organizar los tajos antes de empezar.

La mitad de mi vida laboral la he dedicado a ejercer como Jefe de Obra en diferentes empresas constructoras. Si a mí me han pagado por coordinar, organizar y planificar obras, y aún así mis empresas acababan ganando dinero con ello, es porque esto es muy importante. Además, hay que hacer partícipes a todos los trabajadores de esta organización. Me explico. Si le pregunto a un albañil que qué va a hacer dentro de 3 días cuando acabe de tabicar, no me puede contestar: “Aún no lo sé. Ni siquiera sé si estaré en esta obra o en otra.”

Si una empresa constructora no sabe planificar los tajos, que contrate a alguien para que lo haga. Saldrá ganando.Haz click para twittear

Una EMPRESA TOP! por muy pequeña que sea, tiene que tener los trabajos bien programados y planificados. Es más, debiera saber cuántos obreros van a estar en cada fase de obra y tener un calendario medianamente definido, por lo menos, a dos meses vista.


 

4.- Control de Calidad

Los Aparejadores somos los encargados de controlar la calidad, tanto de la ejecución como de los materiales que pasan a formar parte de la obra. Éstos, deben estar en posesión de Marcado CE, obligatorio para todos los productos que se comercializan en Europa.

Para justificar el marcado CE, los materiales de construcción poseen una Declaración de prestaciones. Esto nos asegura que están colocando “liebre” y no “gato”, así como sus características, que deberán ser como mínimo las especificadas en Proyecto.

SIN EMBARGO, muchas empresas se asustan cuando les pido esta documentación. Me dicen que es la primera vez que se lo piden. Ja, ja, ja. Y lo curioso es que no tienen más que pedírsela al almacén donde compraron el material. Y a este se lo pasa el de la fábrica. Mucha de esta documentación, incluso la pueden descargar desde la página web del fabricante.

Hace 10 años que el constructor debe facilitar al Aparejador toda la documentación de los materiales empleados (CTE 2007), y muchos todavía no se han enterado.


Una EMPRESA TOP! no duda en facilitar toda la documentación de los materiales que emplea.


 

5.- Comunicación

Parece que muchas empresas trabajan “a escondidas”. Llegan a la obra, hacen su trabajo (mejor o peor) y se van. Y unos días después envían la factura.

¡Mal!

Falta comunicación. Si sabes que yo, como Aparejador, soy el “Director de Ejecución” y me pagan para “dirigir la ejecución”, qué menos que avisarme cuando vayas a entrar en obra.

Si ahora mismo me llama un contratista y me dice “Tengo previsto que para la semana entren 2 operarios a colocar la carpintería exterior”, le pido matrimonio. Inmediatamente. Ipso facto. Y me da igual lo que me diga mi mujer ;-)!

Necesito saber cuántos y cuándo están en obra. Ya no solo porque antes me tienen que enviar toda la documentación de Seguridad y Salud. También porque tengo que organizar mis visitas para supervisar los trabajos. Y porque suele haber puntualizaciones que debo hacer antes de que empiecen a trabajar en determinadas partidas.

También me gusta que me avisen cuando van a medir la obra para facturar. Si no, cuando los propietarios me pregunten si realmente hay 400 m2 de ladrillo, no lo voy a saber. Y si mido yo solo, las cantidades no van a coincidir. Así que sí, me gusta medir junto con la empresa constructora. O contar enchufes, da igual.

Una EMPRESA CUALQUIERA no avisa de que va a entrar en obra. Ni de que va a medir para preparar la factura. Y cuando le pregunto, siempre usará la excusa de que “no te quería molestar”, cuando realmente lo que piensa es “quiero trabajar a mi bola, sin que nadie me controle. Una vez que tape esto ya nadie sabe lo que hice antes” o que “voy a medir con la “cinta floja” que si araño unos metros de ladrillo son 100 euritos que me embolso”.


Una EMPRESA TOP! se comunica de forma contínua con los técnicos (siempre que los técnicos también  estén por la labor). Antes de entrar, durante, y después de los tajos. La información es poder, y la comunicación ofrece información.


 

Conclusión

Si eres una empresa del mundo de la construcción, recuerda que no sólo es el precio lo que importa. Ni siquiera el “trabajar bien” en sí.

Todo esto hay que demostrarlo.

Y se demuestra cuando dispones de toda la documentación que se te exige -sea de Seguridad o del Control de Calidad-, cuando eres capaz de programar y coordinar tanto los tajos como a tus trabajadores, cuando te comunicas con los Técnicos y no tienes miedo de que supervisen una y mil veces tu trabajo, porque estás orgulloso de él.

 

…Un último consejo a las empresas constructoras

Sé que a muchas empresas, sobre todo pequeñas (hablo sobre todo de empresas familiares, de 5 o 6 trabajadores) os suena a utopía. Y lo sé porque trabajo con vosotros día a día. Sé que no tenéis tiempo para abarcar todo, y que incluso os cuesta sacar tiempo para realizar vuestros presupuestos. Os daré un consejo: contratar a un Técnico.

No hace falta que sea como asalariado, probar con algún autónomo media jornada y os acabaréis quedando con él en plantilla. Presupuestos, organización, control del personal, supervisión técnica en obra, documentación antes y durante los tajos… Acabaréis ahorrando dinero y ganando reputación por calidad.

Y lo sé porque en las empresas que trabajé como Jefe de Obra en TODAS se cumplían los 5 puntos a rajatabla. Y mis jefes salían ganando, a pesar de mi sueldo.

Artículo escrito por Jose Iglesias


Si no te quieres perder las novedades del Blog, suscríbete aquí. Con la suscripción, te regalo mi “Guía para el ahorro energético en el hogar” de forma totalmente gratuita.

Te podrás dar de baja en cualquier momento. No temas, odio el SPAM tanto como tú.

 

También puedes compartir este artículo en las diferentes redes sociales si crees que tiene el suficiente interés:

Comments

  1. Carlos

    buenos dias.

    Estupendo post. Pero creo que si somos demasiado exigentes no vamos a tener quien realice la obra. Yo tomaría como puntos importantes el 3 y el 5 , (darle a la rueda del ratón para ver) ,después todo lo que venga a más mejor que mejor.

    Es muy difícil tomar una decisión sin haber comenzado los trabajos, y luego no tirarse de los pelos, pero para eso ya está el punto 1 y 2, mosqueate, si te pasa, es el tiempo de abandonar, porque después el resto será peor, vivirás acojonado toda la obra y deseando que termine.

    Después te cansaras de decir: Ya lo decía yo… Ya lo decía yo…
    Mosqueate cuando tardan la hostia en entregarte un presupuesto.
    Mosqueate cuando llamas por teléfono y no te cojen.
    Mosqueate cuando le dejas el recado a la secretaria ,ó el encargado ó jefe ó quien esté al mando no te llama , ni se pone en contacto contigo.

    Después resulta que te dice el paisano “E que fun por ali pero non estabas” pero vamos a ver alma de dios…..

    Ya se que existen empresas que su marketing de venta hace que estén en todos los sitios, pero a la hora de la verdad, nada mas lejos de la realidad, empiezan a cojear del punto 3.

    Un saludo.

    • Buenos días Carlos!
      Está claro. Soy muy optimista con estos 5 puntos. Pero tampoco pido nada del otro mundo, te lo aseguro. He estado trabajando casi 7 años en diferentes empresas constructoras, y en todas se cumplían, por lo menos 4 de ellas (algunas veces los Técnicos no se implicaban mucho en la obra, y la número 5 solo se realizaba cuando éstos preguntaban).

      Si una empresa no cumple ninguno de los puntos, tendría un problema. Que se lo haga ver. Sí, por desgracia es muy común que no cumplan ninguno, y que los Técnicos tengamos que estar insistiéndole en que cumplan todo eso. Y esto tiene consecuencias, sobre todo, para el propietario: retrasos, sobrecostes, y una posible bajada de calidad en los trabajos.

      Estoy cansado de llamar y llamar a los jefes de las empresas para que me pasen documentación. Seré sincero, lo hago porque es mi obligación, pero a mi no me pagan por pedir documentación una y otra vez. Ni me pagan por visitar obras vacías a ver si a los instaladores o a los carpinteros les dá por aparecer por allí. Y ojo, que lo de tener que explicarle a las empresas el porqué tienen que cumplir cuál normativa de seguridad me empieza ya a cansar.

      Si algún propietario contrata una empresa constructora única que ejerza de Contrata principal y cumpla estos 5 requisitos, incluso le podría hacer un descuento importante a los propietarios sobre mis honorarios de Aparejador. Supongamos… un 20%. Y salgo ganando! y el propietario más! Ahí dejo el reto. Y la oferta 😉

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *